Escualano

El escualano es un aceite liviano, no comedogénico, que deja la piel con una sensación suave como la seda. El escualano es un componente natural de nuestra barrera cutánea y, por lo tanto, se absorbe muy bien. Protege la piel de la pérdida de hidratación y evita la oxidación de las grasas propias de la piel. El aceite de escualano regenerador previene el envejecimiento de la piel, puede reducir la aparición de arrugas, hace que la piel sea flexible y suave y promueve el suministro de oxígeno y la regeneración celular. También es muy adecuado como aceite portador para transportar los ingredientes activos profundamente en la piel. Se obtiene principalmente del aceite de oliva, más raramente del aceite de germen de arroz o germen de trigo. Para cosméticos, el escualeno reactivo se convierte en escualano. El escualano ya no contiene compuestos insaturados y, por lo tanto, es resistente a la oxidación y tiene una larga vida útil. El escualano se derivó originalmente del hígado de tiburón, de ahí el nombre. Squalus es el nombre latino del tiburón. Desafortunadamente, el escualano de hígado de tiburón todavía se usa ampliamente en la cosmética convencional.