Vitamina C

La vitamina C es un poderoso antioxidante que interviene en varios procesos enzimáticos. Entre otras cosas, promueve la síntesis de colágeno, actúa como eliminador de radicales y protege la piel del estrés oxidativo. La vitamina C tiene un efecto equilibrante sobre el tono de la piel y promueve un cutis uniforme y radiante. La vitamina C puede reducir el daño solar y las manchas de pigmentación y combatir la inflamación y la irritación de la piel.